cura fibromialgia Águeda Ribote

Superación fibromialgia: Entrevista a Águeda Ribote

Nueva entrevista con mayúsculas, entrevista de superación a Águeda Ribote, coach de vida y emociones www.aguedaribote.com

La historia de Águeda seguro que te resulta familiar, ella comenzó muy joven, le dieron los diagnósticos de fibromialgia y síndrome de fátiga crónica con 20 años en el año 2000.

Todo comenzó con un dolor y hormigueo en los brazos, esos síntomas fueron en aumento hasta no soportar llevar reloj, si sostener un vaso de agua.

La reumatóloga le dijo tras hacerle pruebas durante 10 días: «lo siento, tienes fibromialgia», «esto es un cajón desastre y así te vas a quedar».

A pesar de todo ello ella decidió quedarse con los días buenos, cada día miraba que podía hacer para sentirse mejor, te lo cuenta todo en su entrevista.

En 2013 dijo basta y hoy tengo el placer de traerte su historia de superación.

Espero que te inspire y veas que somos cada vez más personas las que salimos a decir que ¡si se puede!

Esto es una apología del ¡no te rindas! y encuentra tu camino, tu fórmula, no te cierres a nada ni a nadie, abre tu mirada y tu mente a otras fórmulas.

Pero sobre todo, no dejes de creer en tí y en tu poder.

El próximo mes de junio tendrás la oportunidad de asistir a clases online en directo y unirte a un grupo de facebook de apoyo para que no te sientas sola/o en el proceso.

Con estas clases vas a conseguir:

  • Descubrir qué es fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica más allá de los síntomas.
  • Desbloquear los frenos que te impiden mejorar.
  • Conocer herramientas que te faciliten recuperar tu vida.

Si quieres venirte, déjame tus datos haciendo clic en el botón de aquí abajo.

Soy Sandra educadora, psicopedagoga y coach en procesos de cambio. Guío a personas con fibromialgia a recuperar su vitalidad, salud y alegría con mi método propio holístico y de autoconocimiento. Como tú, sé lo que es sentir dolor, incomprensión, soledad y verte sobrepasada por las circunstancias que rodean a la fibromialgia. Juntas podemos ganar a la fibromialgia y vivir con mayúsculas.

Deja un comentario.